Browsing all articles in Club de Corazones Accidentados
Jul
25

E.M.A. pone pie en T.U.L.U.M.

Desde la ventanilla del bus alcanzo a mirar un anunció que reza “Hotel las ruinas”. La fachada del edificio tiene pintados templos mayas que le dan una apariencia retro indiscutible. Conociendo la fascinación que tenían los amigos mayas con los sacrificios humanos, se me hace que no quiero hospedarme en el pent-house del referido hotel, donde seguramente el administrador atesora su Chac Mool (para los lectores no familiarizados con los ritos mayas, se trata del altar de sacrificios) porque todavía abrigo el deseo de que la cabeza de este servidor de ustedes, E.M.A., permanezca unida al pescuezo de este servidor de ustedes, es decir, E.M.A.

P1000792

 

leer mas

Jun
19

Una visita fotográfica a la Plaza Cibeles en el D.F.

Querida Raza,

Mis indagaciones en la Zona Rosa me llevaron por inercia a la Plaza Cibeles. Ahora llevo conmigo la cámara de fotos que me obsequio El Hombre Impermeable para evitarme la molestia de tener que buscar un fotógrafo ambulante de manga, que han empezado a escasear en estos días. De forma inevitable me puse a documentar los eventos de la tarde. leer mas

Jun
18

E.M.A. vuela hacia el D.F.

Selectos miembros “Oro repujado”, “Golden-Starway-to-heaven”, “Plata”, “Bronce”, “Oscar a los mejores efectos especiales”, “Ídolo de barro”, y “Premio consolación” de Aerolíneas Secretas de la Ciudad Primavera: leer mas

Mar
21

Año internacional de la higiene mental

Bien amados corazones accidentados,

Hoy avanzaba por la calle y de repente sentí que todo estaba de buen humor, que el árbol de los vecinos me saludaba atento, que la brisa había decidido recostarse en el césped del parque cercano a mi zaguán, y que El Mecánico del Amor, este servidor de ustedes que con pompa se refiere a sí mismo en tercera persona, como hacen los políticos, le ofrecía al día una sonrisa dental-total (rebosante de flúor, pero no de espuma porque aquello sería aterrador para la gente de mi barrio).

leer mas

Mar
11

El retorno de E.M.A. (es decir, mi retorno)

Sensibles lectores de este blog-isla perdida en el océano de los amores fugaces,

Nunca me fui, pues siempre anduve cerca de un teclado que me dejo ingresar al teatro del Internet. Es cierto, sí, que mi timidez terminó por recluirme de alguna forma y evitó por un tiempo la redacción de esta lúcida bitácora que, ¡ojala!, todavía sea una brújula para los miembros del Club de los Corazones Accidentados.

leer mas

¡Sígueme en Twitter! ¡Sígueme en Twitter!
RSS Feed¡Subscríbete al RSS feed!
Recibe las noticias de
El Mecánico del Amor directamente
en tu correo electrónico: