Nov
16

De amores y robots (1): caricias de androide

Author E.M.A.    Category Club de Corazones Accidentados     Tags     3,171 lecturas

Fogosa clientela de esta mecánica,

Quizás ustedes no saben porque la gente me llama “El Mecánico del Amor”. Sucede que sí soy mecánico: tengo overol, llave inglesa y ando siempre manchado de aceite porque me dedico a reparar motores. Sin embargo, comenzó a ocurrirme que algunos clientes me dejaban el auto descompuesto y entre visita y visita de a poco me contaban sus males de amor. Sin mucho preámbulo yo les daba mi opinión acerca de sus problemas y resulta que eso les era de utilidad en algunos casos o simplemente entretenido en otros.

Fue por eso que la gente del barrio comenzó a venir a mi zaguán –a ver a “El Mecánico del Amor”- para contarme de sus historias. Incluso llegan los que sólo tienen una bicicleta. Tampoco faltan los niños  que arriban con sus patinetas para explicarme que están enamorados de la vecina, o los que andan a pie.

Eso de ser mecánico y escuchar acerca de los desencuentros amorosos de mi clientela/vecin@s me ha hecho pensar en la similitud entre algunas funciones que cumplen las  máquinas y la capacidad humana de dar afecto. Me di cuenta que hoy las máquinas también sirven para darnos cariño y tratarnos bien: deberían ver la máquina para dar masaje a los pies que se compró Camila “La Mujer Hipertextual” o el jacuzzi que adquirió Margarita “La Chica Intermitente”–aunque todavía no se decide a meterse en él a pesar de que “El Hombre Impermeable” ya lo hizo y le dijo para animarla a hacerlo: “¿ves?, no pasa nada, ni siquiera me mojo”-.

Sea como fuere, existe en la historia de la literatura y el cine pruebas de amores robóticos y “affaires” con robots. Quién sabe, tal vez haya gente que se enamoró de la licuadora o de su cepillo de dientes eléctrico pues “de todo hay en la viña del Señor”. No deberían reírse de esto porque conozco gente que trata a sus computadoras portátiles con la ternura con la que se cuida a un bebé…

Aquí les comparto un video -no apto para niñ@s robot- de la cantante islandesa Bjork, quien le da una lección de ternura y sensualidad robótica  a ‘Terminator’. La canción se llama  ‘All is full of love’ –‘Todo está lleno de amor’- .

Hasta otra entrega,

E.M.A. 

Artículos Relacionados:

1 Comment to “De amores y robots (1): caricias de androide”

  • simon 20/11/2010 at 6:40 pm

    es verdad lo que dices



Deja tu comentario

¡Sígueme en Twitter! ¡Sígueme en Twitter!
RSS Feed¡Subscríbete al RSS feed!
Recibe las noticias de
El Mecánico del Amor directamente
en tu correo electrónico: